CAT | CAST

Prestaciones avanzadas de los audífonos

 


  •  
  • Además de las características básicas de los audífonos, existen otras prestaciones disponibles en los audífonos actuales. Algunas de ellas están creadas para facilitar su uso, otras para mejorar la audibilidad y la comprensión en ambientes ruidosos, y otras para mejorar el confort.

 

  1. Canceladores de Feedback
    El feedback acústico (pitidos del audífono) puede ser molesto, y en muchos casos hay que prevenir al usuario de usar la correcta cantidad de ganancia. La gran mayoría de los audífonos actuales incorporan un mecanismo que detecta muy rápidamente el feedback y lo cancela. Esta característica se utiliza para cancelar el feedback en adaptaciones abiertas de audífonos. No es de todas formas una solución en adaptaciones realizadas con moldes mal diseñados.
  2.  
  3. Control Automático de Ganancia – Salida (AGCo)
  4. El AGCo o compresión de salida se usa para fijar un techo para los sonidos altos. Se ajusta en función del umbral de disconfort de nuestros pacientes.
  5.  
  6. Control Automático de Ganancia – Entrada (AGCi)
  7. El AGCi , o compresión de entrada, a menudo mencionada como Compresión Dinámica de Ancho de Banda (WDRC), se usa para recolocar la señal de la palabra (y otros sonidos de entrada) en el reducido rango dinámico que tiene el usuario de audífonos con hipoacúsia sensoneural. Si los sonidos de entrada tienen 60 dB de rango, y el paciente solo tiene 30 dB de rango útil de audición, los sonidos pueden comprimirse con una relación de 2:1.  Así conseguimos adaptarnos a la zona útil de audición. El motivo es que la mayoría de gente con una pérdida auditiva necesita más ganancia para los sonidos suaves que un normoyente, y más sonido para los sonidos medios que para los fuertes. El WDRC cumple esto automáticamente, de hecho, si el WDRC se programa correctamente en las distintas frecuencias, la mayoría de usuarios de audífonos no tendrá la necesidad de usar un control de volumen.

 

Expansión

  1. La expansión reduce la ganancia de los sonidos que son más suaves que el habla suave. El objetivo es no amplificar los ruidos ambientales y proporcionar mayor confort en ambientes tranquilos.
  2.  
  3. Reductor de ruidos
    Los audífonos digitales permiten analizar la señal de entrada y diferenciar el habla del ruido. Este proceso se realiza de forma simultánea en distintos canales. Si la señal dominante se entiende como ruido en un canal del audífono, entonces se produce una reducción en la ganancia. Tenga en cuenta, de todas formas, que lo que un usuario de audífonos puede considerar ruido (el ruido de fondo de gente en una fiesta) puede no considerarse como tal por el audífono. No está comprobado científicamente que esta característica mejore la comprensión de la palabra en situaciones complejas de escucha.
  4.  
  • Procesador digital de la señal
  1. Hasta hace poco, la mayoría de los audífonos utilizaban un procesador analógico de señal. Esto ha cambiado rápidamente durante los últimos años, y hoy la inmensa mayoría de los audífonos adaptados utilizan un procesador digital de la señal. La ventaja del procesamiento digital es que se necesita menos espacio, permitiendo al fabricante incluir más prestaciones de programación en una caja más pequeña. A través del uso de este procesamiento de la señal, el audífono puede realizar un análisis de la señal de entrada, y realizar una clasificación razonable del contenido – Habla versus ruido de fondo o feedback acústico (pitidos) versus música, por ejemplo. Esta clasificación puede usarse como un disparador automático de estas características especiales.
  2.  

Tecnología de Micrófonos direccionales
Usando micrófonos direccionales, es posible configurar un audífono en el que los sonidos que lleguen desde los laterales y sobretodo los de atrás, se amplifiquen menos que los sonidos que llegan de frente. Esto puede usarse como un tipo de reductor de ruido espacial si la posición del usuario es correcta. Los micrófonos direccionales pueden estar presentes en todos los audífonos exceptuando los intracanales CIC´s (debido a su pequeño tamaño). Es importante resaltar que la tecnología direccional no mejora la localización del sonido. La investigación ha demostrado que los usuarios de audífonos prefieren los micrófonos direccionales para situaciones en ruido, sobretodo cuando:

 

  1. El origen del ruido proviene de detrás del usuario.
  2. La persona con quien estamos manteniendo una conversación está situada delante del usuario.
  3. El usuario está cerca de la persona con la que habla.
  4. La habitación tiene poca reverberación.


Algunos audífonos cambian automáticamente a un modo direccional cuando la señal detectada coincide con las características del algoritmo. Los audífonos con direccionalidad adaptativa localizan una fuente de ruido individual (por ej. un coche pasando por delante de un peatón), intentando reducir al máximo la ganancia hacia la localización de la fuente de ruido. 

  1.  
  2. Multiples canales
    La mayoría de los audífonos actuales tienen muchos canales. Cada canal representa una porción del rango de frecuencia importante para la comprensión de la palabra. Una ventaja que aportan los múltiples canales es que la ganancia y la compresión pueden programarse de forma distinta para poder reflejar los cambios según la audición del paciente en las distintas frecuencias. Los múltiples canales también son útiles para implementar otras características como los reductores de ruido y canceladores de feedback. No hay consenso respecto a cuantos canales son suficientes o demasiados para garantizar la mejor discriminación de la señal.
     
  3. Múltiples programas de memoria
    La memoria es una localización donde almacenar el comportamiento diseñado para situaciones particulares de escucha de los audífonos. Es habitual que los audífonos tengan dos o tres memorias. Por ejemplo, en un audífono con tres memorias, es común que la memoria uno sea para escucha en silencio, la memoria dos para situaciones de escucha en ruido, y la memoria tres para el teléfono. Por otro lado, muchos usuarios de audífonos comentan que una memoria ya funciona correctamente en muchas situaciones de escucha, y por lo tanto solo escuchan una.
    El cambio de memoria se usa presionando un pulsador en el audífono, o con un control remoto. En algunos audífonos, el cambio de programa se realiza automáticamente.
     
  4. Bobinas
    Con este circuito especial, las señales electromagnéticas pueden recogerse desde el auricular del teléfono y ser amplificadas de una forma similar a la amplificación que realiza un audífono. Aunque hay muchos usuarios de audífonos que reportan una mejora notable con este sistema, se detectan muchas diferencias en los resultados, dependiendo del audífono y del teléfono usado. Las bobinas no están disponibles en algunos modelos muy pequeños, debido a las limitaciones de espacio. A menudo, los audífonos con múltiples memorias dedican una memoria a la bobina telefónica. En estas ayudas, la bobina puede activarse usando el pulsador de cambio de programa o usando el control remoto.

 

Data Logging

Mediante esta prestación avanzada el audífono registra automáticamente las situaciones de escucha que ha experimentado el usuario así como los ajustes que ha realizado, como cambios de volumen. Después de que el usuario haya usado sus audífonos durante una semana, el audiólogo podrá leer los datos para realizar ajustes mucho más precisos. Algunos audífonos, denominados "que aprenden", son capaces de realizar autoajustes en base a estos registros.

 

Audífonos emparejados

Hoy en día, los audífonos pueden comunicarse entre sí. Mediante transmisión por radiofrecuencia, los audífonos (adaptación bilateral) comparten información en tiempo real. Esto proporciona beneficios al paciente ya que los ajustes de ganancia o los cambios de programa sólo deben realizarse en un audífono, ya que los cambios de ganancia y ajuste se ejecutarán automáticamente en el otro audífono.

 

Transposición frecuencial

En algunas ocasiones, parte del oído interno sufre lo que denominamos "zona coclear muerta" que significa que no tiene células ciliadas internas y que por lo tanto no puede beneficiarse de la amplificación. La transposición frecuencial es una prestación avanzada que permite trasladar la información del rango de frecuencias que corresponde a una zona coclear muerta a frecuencias más graves dónde el oído si tiene respuesta.

 

 

Audífonos · Pack1

Audífonos · Pack2

Audífonos · Pack 3

Audífonos · Pack 4

Audífonos · Pack 5

test auditivo online